El marketing, me temo que como cualquier otra actividad profesional, está lleno de tontos. Sí, tontos, por ser amable, aunque creo que en el marketing hay unos cuantos más que en otros sectores. Voy a intentar explicarme.

En todos los sectores hay más tontos de los deseables.

En todos los grupos profesionales hay más tontos de los deseables, y cuando digo tontos me refiero a esa fauna que tiende a la prepotencia queriendo dar a entender que saben mucho más de lo que realmente saben. Seguro que conoces a más de uno, yo ya te digo que a un buen puñado.

Esos, y esas, que aprovechan cualquier ocasión para alardear, sin venir a cuento, de sus clientes, conocimientos y profesionalidad, sin darse cuenta de que quien verdaderamente es profesional, quien de verdad sabe, no alardea, lo demuestra con su actividad día a día y no le hace falta ese tipo de “publicidad”.

Pero te digo que en el marketing hay mayor densidad de tontos porque en este trabajo todo, o casi todo, nos viene del mundo anglosajón, y por lo tanto cada término tiene su palabra en inglés, y ahí ya tenemos el caldo de cultivo para esa panda de pedantes.

Aunque no siempre todas esas palabras tienen una fácil traducción, en la mayoría de las ocasiones no nos costaría mucho a los que nos dedicamos a esto decirlas en su equivalente español. Pero aunque seas de los que intentas hablar en tu idioma, la realidad es que a la que te descuidas acabas soltando los palabros en inglés.

Y es que no es fácil, porque en cualquier conversación tu interlocutor te va a estar soltando una tras otra en inglés, y más de una vez por no desentonar o dar el cante acabas siguiendo la corriente. Yo antes lo hacía, ahora no; bueno, ahora no con todas las que puedo, que no son todas.

Además, me divierte ver las caras de contradicción cuando digo página de aterrizaje en vez de landing page, imán en lugar de lead magnet, o registro en vez de lead. Me miran como si fuera raro, como si no fuera del clan, alguno incluso me mira como si no estuviera a la altura.

¿Marketing, márquetin o mercadotecnia?

Por cierto, marketing en español no existe, es mercadotecnia, pero a mí se me resiste esa palabra. Y parece que también a los señores de la R.A.E., aunque estos no deberían tener tantos miramientos después de incluir bluyín, güisqui, o coach. Por algún sitio he visto escrito márquetin, pero debe ser algún adelantado.

En fin, una lucha más de esas mías contra tanto tonto suelto, que ya sabes que me van las causas perdidas. Cualquier día me da por decir mercadotecnia sólo por ver algunas caras.

Bueno, ¿nos tomamos nuestras beers?

Salud!


pensamientos de 2 \"Tanto tonto suelto.\"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *